enEste0

EN ESTE PUEBLO TROGLODITA PODRÁS VIAJAR AL PASADO

Esta aldea al noroeste de Irán, próxima a la frontera con Turquía y oculta al turismo extranjero, es la única en el mundo con casas-cueva en forma de cono en las que, todavía hoy, viven más de 160 familias.

 

El pueblo iraní de Kandovan está excavado en las rocas del monte Sahand y es uno de los pueblos más antiguos que aún conservan población.  “Es un laberinto de callejuelas con largas escaleras y estrechos callejones que unen estas casas-cueva. Una visita a este lugar es realmente recomendable.

Su mayor atractivo, lo que lo convierte en un lugar único en el mundo, es la forma cónica de las casas. Anchas en la base y redondeadas o afiladas en la parte superior, su apariencia recuerda a las casas de las fábulas de hadas. Al llegar a Kandovan, el visitante queda totalmente asombrado por esta forma de conos naturales huecos que presentan las viviendas-cueva en las que, todavía hoy, viven más de 160 familias.

Algunas de estas viviendas de piedra han sido reconvertidas en modestos y coquetos hospedajes para turistas. Las habitaciones no cuentan con ningún tipo de lujo. La magia de la experiencia consiste en dormir en una casa de piedra, de techos redondeados, paredes anchas e irregulares, a sabiendas de que hace más de 6.000 años que los primeros humanos habitaron el lugar.

La villa está, además, rodeada de un valle y de un manantial con propiedades curativas. Ello ha generado un turismo local médico que atrae a iraníes de todo el país que acuden hasta Kandovan para tratarse enfermedades reumáticas y de otra índole.

 

enEste1

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>