pausas-fumar-trabajo

¿TE ESTRESAS EN EL TRABAJO Y SALES A FUMAR?

Muchas personas en el trabajo han condicionado sus cuerpos a “relajarse” o “descansar” yendo a fumar un cigarrillo. ¿Realmente funciona esto?.

Esa “necesidad” de salir a fumar cada vez que te llenas de trabajo, terminaste una junta muy larga, te enfrentaste a una situación incómoda o enfadosa (tu jefe te acaba de llamar la atención), finalizaste el reporte que te sacó algunas canas verdes, etc., etc., etc.

El tabaco no reduce el estrés, sino todo lo contrario.

En el mundo del fumador, pretextos hay por cientos. Finalmente hay que liberar al estrés y qué mejor que inhalando y exhalando tabaco.

“Es mentira que fumar alivia el estrés”, menciona un artículo de la Oficina de Calidad de Vida de la Universidad de Puerto Rico.

“La nicotina en los cigarrillos es un estimulante. Hace que lata el corazón más rápido y que suba la presión arterial. Fumar puede hacer que sienta más estrés. Entonces, ¿a qué se debe que la gente a veces se sienta más relajada después de fumar?”.

La ansiedad de la nicotina causa estrés. Cuando fumas, tu cuerpo deja de ansiar la nicotina y se siente más relajado. Te puedes sentir más relajado porque al fumar haces otras cosas que alivian el estrés. Por ejemplo, cuando tomas un descanso para fumar un cigarrillo, también tomas un descanso del trabajo. Puedes encontrar formas más saludables de reducir el estrés, sin los cigarrillos. Identifica las formas en que fumar te ayudaba a aliviar el estrés.

Stop Smoking

Puedes tomar estos consejos para sustituir este hábito en el trabajo:

- Si fumabas para tomar un descanso, sal a caminar, admira la naturaleza, observa a la gente y respira profundo.

- Si fumar te ayudaba a dejar de pensar en los problemas, ve una película divertida o pasa tiempo en compañía de buenos amigos.

- Si fumar te hacía sentir más tranquilo, prueba respirar profundo, tomar un baño caliente o dar un paseo. Relájate sin el cigarrillo.

- Dedica tiempo todos los días a actividades que te agradan. Escucha música. Practica la jardinería. Lee un buen libro.

- Prueba meditar. Sólo cinco minutos te pueden ayudar a relajarte. Haz que la reducción del estrés sea parte de tu vida. Haz ejercicio físico regularmente. Es una de las mejores formas de aliviar el estrés. Es posible que después de dejar de fumar te resulte más fácil hacer ejercicio y que lo disfrutes más.

- Come bien y descansa lo suficiente. Podrás manejar mejor el estrés.

- Habla de tus problemas con alguien de confianza. Hablar te puede ayudar a manejar el estrés.

- Toma un vaso con agua. Estírate. Da una vuelta a la cuadra. Llama a un amigo. Juega con tu gato o perro.

- Haz planes. Piensa en lo que harás en vez de fumar. No uses las dificultades como una excusa para fumar. El estrés no desaparecerá por fumar.

- Felicítate por no fumar en momentos de estrés.

¡No cedas!

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>